Marketing | LECTURA DE 1 MIN

Greenwashing… ¡No te dejes engañar!

por lipstick-team

No sé si te hayas dado cuenta, pero ahora es muy común que las marcas traten de crear conciencia y empatía, no solo con sus clientes, sino también con el medio ambiente; esto como un esfuerzo por frenar las consecuencias del cambio climático, la contaminación, etc. llevando a las marcas a crear productos ecológicos o más amigables con el medio ambiente.

Pero esto no siempre es del todo cierto. En muchas ocasiones, estos movimientos o cambios ecológicos son solo estrategias comunicativas, que nada tienen que ver con las prácticas reales de las empresas, las cuales siguen produciendo productos que contienen químicos contaminantes del medio ambiente. A esto es a lo que se le conoce como Greenwashing.

El Greenwashing es esa práctica o estrategia comunicacional y de mercadotecnia de la cual se valen las empresas para mostrar a sus clientes sus valores y productos “respetuosos” con el medio ambiente, pero a la hora de la hora, esto no es más que un engaño. Pues en el fondo de todo esto, los procesos siguen siendo los mismos, procesos que no tienen nada de respetuosos y amigables con el medio ambiente. Es solo una artimaña más para vender a sus clientes la falsa idea de “responsabilidad” social que tiene la empresa.

Qué es el 'greenwashing' y cómo evitar esta práctica?

¿Cómo funciona?

El Greenwashing se vale de una estrategia de marketing llamada “marketing verde”,  la que se centra en utilizar el color verde y elementos de la naturaleza para transmitir a su público el compromiso que la marca tiene con el medio ambiente. Sin embargo, hay muchas empresas que utilizan este color aunque no corresponda, pues no realizan los cambios necesarios en sus políticas empresariales que las acrediten como empresas amigables y cuidadoras del medio ambiente.

Es de esta manera, cómo atacan al subconsciente de las personas, apropiándose de una imagen que, ciertamente, no les corresponde. Hoy en día una marca no solamente tiene que ser una empresa que ofrezca productos, también debe ser una imagen de ejemplo y competencia, asumiendo los compromisos que se le muestran, sin crear atajos.

Ahora que ya sabes qué es el Greenwashing ¡No te dejes engañar! Investiga un poco más sobre los productos y las marcas que utilizas… algunas te pueden sorprender.

¡Sí lo crees
Lo creamos junt@s!
Creamos contenido para tu blog
Cotizar